Los Beneficios De La Miel y Su Valor Nutricional

Los Beneficios De La Miel y Su Valor Nutricional

La miel es un ingrediente natural, que proporciona energía y beneficios para la salud. Se utiliza principalmente para el consumo humano (pero también en algunos cosméticos), ya sea como miel pura o como ingrediente de otros productos alimenticios como postres, cereales y jugos. Hay cientos de tipos de miel diferentes como el trébol, la manuka, dependiendo del origen botánico. Este artículo explora la forma en que se elabora la miel, describe su composición y analiza las investigaciones sobre sus efectos en la salud.

 

¿Cómo se hace la miel?

El viaje de la abeja comienza con el néctar de las flores. Las abejas recogen el néctar y las enzimas de la saliva de las abejas descomponen el azúcar en glucosa y fructosa que se almacena en los panales para alimentar a la colmena durante el invierno. En el panal, el exceso de agua se evapora a través del constante abanico de las alas de la abeja. El líquido espeso y pegajoso resultante es lo que conocemos como miel.


La importancia de las abejas

Las abejas melíferas no sólo producen miel sino que desempeñan un importante papel como polinizadoras de cultivos.

 

Los diferentes tipos de miel

Hay más de 300 tipos diferentes de miel en todo el mundo. Difieren en color, aroma y sabor según la fuente vegetal donde las abejas recolectan el néctar. Algunos de los tipos de miel más conocidos son la miel de manuka.

 

La miel se puede clasificar en dos categorías: cruda y procesada. Cuando se extrae la miel de la colmena, generalmente se filtra para eliminar la cera y otras partículas que no son de miel. Luego está disponible en su forma de miel cruda, que puede ser calentada y embotellada más adelante para que esté disponible como miel procesada, la forma más comúnmente disponible en los supermercados. El proceso de calentamiento y embotellamiento elimina los patógenos, pero también las vitaminas y los antioxidantes presentes en la miel cruda.

 

La composición nutricional de la miel

La estación, las condiciones ambientales, las técnicas de procesamiento y las variedades de néctar de flores pueden influir en la composición de la miel pero, esencialmente, los principales componentes nutricionales son los carbohidratos azúcares simples: fructosa y glucosa. Además de agua, la miel contiene cantidades muy pequeñas de proteínas, vitaminas, minerales, enzimas y polifenoles, incluidos los flavonoides del polen, que pueden ayudar a identificar el origen de la miel.

 

La miel es típicamente un líquido suave que contiene diminutos cristales imperceptibles. Sin embargo, factores como su origen, la baja temperatura de almacenamiento, el mayor tiempo de almacenamiento y el mayor contenido de glucosa, pueden conducir a la cristalización; se forman cristales más grandes y la textura se vuelve crujiente. El proceso puede invertirse momentáneamente mediante un calentamiento suave. Sin embargo, el calentamiento y la filtración de la miel (para purificarla) pueden afectar negativamente sus propiedades, por ejemplo, oscureciendo el color, destruyendo las enzimas y eliminando los antioxidantes beneficiosos para la salud.

 

Los beneficios para la salud ¿es la miel buena para usted?

La miel se ha utilizado durante milenios en la medicina tradicional por sus posibles propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes. La miel preparada específicamente para uso médico se puede aplicar tópicamente para las heridas. El bajo contenido de humedad de la miel, para las bacterias y le dan a la miel sus propiedades antibacterianas. Se cree que las propiedades antiinflamatorias se deben a las sustancias antioxidantes. Algunas pruebas de estudios individuales también sugieren que la miel puede ser beneficiosa para el tratamiento de la tos, el estómago y los trastornos digestivos.