¿Por Qué se Cristaliza la Miel?

¿Por Qué se Cristaliza la Miel?

La miel es una mezcla sobresaturada de azúcares naturales, recolectada del néctar de las plantas. Contiene más del 70% de azúcares y menos del 20% de agua. Los dos azúcares principales de la miel son la fructosa y la glucosa.  El contenido de fructosa y glucosa en la miel varía de un tipo de miel a otro. Generalmente, la fructosa oscila entre el 30% y el 44% y la glucosa entre el 25% y el 40%. El equilibrio de estos dos azúcares principales causa la cristalización de la miel, y el porcentaje relativo de cada uno determina si se cristaliza rápida o lentamente. Lo que se cristaliza es la glucosa, debido a su menor solubilidad. La fructosa es más soluble en agua que la glucosa y permanecerá fluida.

Cuando la glucosa se cristaliza, se separa del agua y toma la forma de pequeños cristales. A medida que la cristalización progresa y se cristaliza más glucosa, esos cristales se extienden por toda la miel. La solución cambia a una forma saturada estable, y finalmente la miel se espesa o cristaliza

 

¿Adulteración?

Mucha gente cree que la miel cristalizada es sinónimo de adulteración, esto no es así.  La verdadera miel cruda se cristaliza.  El proceso de cristalización es natural y espontáneo.  La miel pura, cruda y sin calentar tiene una tendencia natural a cristalizar a lo largo del tiempo sin ningún efecto en la miel más que el color y la textura.

La cristalización de la miel en realidad conserva el sabor y las características de calidad de su miel.  Muchos usuarios de miel la prefieren en este estado ya que es más fácil de untar en pan.

La miel cristalizada también sabe más rica. Cuando la miel está en estado cristalizado, tarda más tiempo en derretirse en la lengua, permitiendo que todas las papilas gustativas se activen y capten las sutilezas.

 

Almacenamiento

Los azúcares naturales de la miel tienden a solidificarse a temperaturas inferiores a los 25 °C.

Para volver a disfrutar de la miel en su estado líquido, se recomienda tradicionalmente calentarla en baño maría durante unos minutos.